COMPARTIR:

EL AMIGO QUE INTENTÓ ‘SALVAR’ AL HIJO DE AMLO

Primera parte

Daniel Chávez Morán, amigo y asesor de Andrés Manuel López Obrador, intentó ser el vehículo de salvación de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente de México, al poner una de las empresas de la familia, KEI Partners, perteneciente a uno de sus hijos, como fachada para hacer creer que en sus oficinas José Ramón desempeñaba el cargo de asesor legal de desarrollo y construcción de la empresa, dando pie a un nuevo presunto conflicto de intereses, dado que aun cuando en su conferencia mañanera el presidente, tras confirmar que efectivamente su hijo trabaja en la empresa ya señalada, se apresuró a negar cualquier “problema de interés” con este empresario, fundador del consorcio Vidanta, y a quien según publicó un diario de circulación nacional en primera plana de este jueves 17 de febrero, el gobierno de López Obrador le ha entregado entre 2019 y 2020 la ampliación hasta por 15 años de tres concesiones para ocupar playas de Nayarit, Jalisco y Guerrero, así como un permiso para construir un teleférico sobre el río Ameca, que conectará dos megaproyectos turísticos en Jalisco y Nayarit.

Una nueva investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI),  reveló los actos por los que sí se podría presumir un conflicto de interés en este asunto:

“Grupo Vidanta, consorcio turístico fundado por Daniel Chávez Morán, empresario, amigo y asesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió en 2020 la ampliación por 15 años de una concesión para ocupar una playa, así como un permiso para construir un teleférico sobre el río Ameca, que conectará dos megaproyectos turísticos en Jalisco y Nayarit.

La concesión y el permiso fueron otorgados el mismo año en que el hijo de López Obrador, José Ramón López Beltrán, obtuvo la visa para trabajar en Estados Unidos por gestión e invitación de KEI Partners, empresa inmobiliaria fundada en Houston por los hijos del fundador de Vidanta, quienes también han tenido participaciones accionarias en compañías de ese consorcio turístico.

En junio del mismo año Chávez Morán fue nombrado por López Obrador como su representante en la supervisión del tramo del Tren Maya que atraviesa la Riviera Maya, en donde Vidanta también tiene un conjunto de hoteles que serán beneficiados con la obra ferroviaria.

KEI Partners fue fundada en octubre de 2018 en Houston, dos meses antes de que AMLO ocupara la presidencia.

Concesión para usar playa hasta el año 2035

De acuerdo con la prórroga de la concesión DGZF-508/05, autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se le permite a Desarrollo Marina Vallarta SA de CV utilizar por 15 años 84 mil 447 metros cuadrados de playa, considerada zona federal, en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, sede del bastión de grupo Vidanta.

La concesión original había sido otorgada en 2005, durante el gobierno de Vicente Fox, y vencía en mayo de 2020. La prórroga autorizada por Rodrigo Hernández Aguilar, director de Zona Federal Marítimo Terreste, permitirá que Vidanta utilice la playa hasta el año 2035.

Según el documento de autorización, la concesión renovada es para uso de muro de contención, palapas, restaurante, albercas, áreas verdes, así como para realizar eventos y actividades sociales, culturales, deportivas y recreativas en general.

En noviembre de 2012, Medio Ambiente ya había autorizado una modificación a ese título de concesión para obras como módulo de regadera, accesos a la playa, embarcadero, módulos de palapas, un campamento tortuguero, dos albercas, un restaurante, y un muro de contención, entre otras.

De acuerdo con los registros, Desarrollo Marina Vallarta SA de CV está conformado por los hoteles Sea Garden, Grand Luxxe y Celebrate Park, cuyos socios son Daniel Jesús Chávez Morán y Daniel Omar Chávez.

La Secretaría de Medio Ambiente refiere que Desarrollo Marina Vallarta SA de CV ha cumplido con el pago de derechos como concesionaria y ocupante de la zona federal marítima terrestre y pone como ejemplo que en 2018 pagó 3.8 millones de pesos por el uso de playa.

Un segundo refrendo de concesión, en la misma zona, fue otorgado a Desarrollo Marina Vallarta, empresa perteneciente al Grupo Vidanta, en la playa Boca de Tomates, en Puerto Vallarta, Jalisco.

En este caso la ampliación del plazo de concesión fue sobre una superficie de 1,816 metros cuadrados de zona federal marítimo terrestre y 3 mil 224 metros cuadrados de terreno ganado al mar, en donde hay colocadas palapas, área de alberca y estructuras para cubrir juegos infantiles.

La concesión caducaba en noviembre de 2019, pero la Secretaría del Medio Ambiente aprobó una prórroga por siete años más en septiembre del 2019, unos meses antes del vencimiento

La Secretaría del Medio Ambiente otorgó una tercera ampliación de concesión a Vidanta en una superficie de más de mil metros cuadrados en Playa Diamante, en Acapulco.

La resolución para extender por 15 años más la concesión de playa y zona federal marítimo terrestre se aprobó el 30 de agosto de 2019, pero comenzará a contar a partir del 5 de marzo del 2020, según dice el documento consultado por MCCI.

Grupo Vidanta obtuvo por primera vez la concesión de la playa el 3 de febrero del 2005 para el uso de chapoteaderos, alberca, asoleadero y escaleras con acceso a la playa en Avenida de las Palmas sin número, en el desarrollo turístico Playa Diamante, en Acapulco. La concesión vencía en 2020, y se otorgó una ampliación un año antes de su caducidad.

Por el uso de ese espacio, que se ubica en una de las zonas turísticas más exclusivas del país, la empresa ha pagado un máximo de 131 mil 999 pesos al año entre 2014 y 2018. Así lo indica la resolución emitida por la subsecretaría de gestión para la protección ambiental de la Semarnat, en donde la compañía presentó como un requisito la copia de los recibos de pago que ha hecho a nombre del ayuntamiento de Acapulco en ese tiempo.

Finalmente, Desarrollo Inmobiliario Marina Vallarta –empresa de Grupo Vidanta- obtuvo una nueva concesión de 3 mil 888 metros cuadrados en Acapulco, de acuerdo con el resolutivo 116/2020, del 13 de marzo de 2020.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

 

LEA TAMBIÉN

EL AMIGO QUE INTENTÓ ‘SALVAR’ AL HIJO DE AMLO

Primera parte

Daniel Chávez Morán, amigo y asesor de Andrés Manuel López Obrador, intentó ser el vehículo de salvación de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente de México, al poner una de las empresas de la familia, KEI Partners, perteneciente a uno de sus hijos, como fachada para hacer creer que en sus oficinas José Ramón desempeñaba el cargo de asesor legal de desarrollo y construcción de la empresa, dando pie a un nuevo presunto conflicto de intereses, dado que aun cuando en su conferencia mañanera el presidente, tras confirmar que efectivamente su hijo trabaja en la empresa ya señalada, se apresuró a negar cualquier “problema de interés” con este empresario, fundador del consorcio Vidanta, y a quien según publicó un diario de circulación nacional en primera plana de este jueves 17 de febrero, el gobierno de López Obrador le ha entregado entre 2019 y 2020 la ampliación hasta por 15 años de tres concesiones para ocupar playas de Nayarit, Jalisco y Guerrero, así como un permiso para construir un teleférico sobre el río Ameca, que conectará dos megaproyectos turísticos en Jalisco y Nayarit.

Una nueva investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI),  reveló los actos por los que sí se podría presumir un conflicto de interés en este asunto:

“Grupo Vidanta, consorcio turístico fundado por Daniel Chávez Morán, empresario, amigo y asesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió en 2020 la ampliación por 15 años de una concesión para ocupar una playa, así como un permiso para construir un teleférico sobre el río Ameca, que conectará dos megaproyectos turísticos en Jalisco y Nayarit.

La concesión y el permiso fueron otorgados el mismo año en que el hijo de López Obrador, José Ramón López Beltrán, obtuvo la visa para trabajar en Estados Unidos por gestión e invitación de KEI Partners, empresa inmobiliaria fundada en Houston por los hijos del fundador de Vidanta, quienes también han tenido participaciones accionarias en compañías de ese consorcio turístico.

En junio del mismo año Chávez Morán fue nombrado por López Obrador como su representante en la supervisión del tramo del Tren Maya que atraviesa la Riviera Maya, en donde Vidanta también tiene un conjunto de hoteles que serán beneficiados con la obra ferroviaria.

KEI Partners fue fundada en octubre de 2018 en Houston, dos meses antes de que AMLO ocupara la presidencia.

Concesión para usar playa hasta el año 2035

De acuerdo con la prórroga de la concesión DGZF-508/05, autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se le permite a Desarrollo Marina Vallarta SA de CV utilizar por 15 años 84 mil 447 metros cuadrados de playa, considerada zona federal, en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, sede del bastión de grupo Vidanta.

La concesión original había sido otorgada en 2005, durante el gobierno de Vicente Fox, y vencía en mayo de 2020. La prórroga autorizada por Rodrigo Hernández Aguilar, director de Zona Federal Marítimo Terreste, permitirá que Vidanta utilice la playa hasta el año 2035.

Según el documento de autorización, la concesión renovada es para uso de muro de contención, palapas, restaurante, albercas, áreas verdes, así como para realizar eventos y actividades sociales, culturales, deportivas y recreativas en general.

En noviembre de 2012, Medio Ambiente ya había autorizado una modificación a ese título de concesión para obras como módulo de regadera, accesos a la playa, embarcadero, módulos de palapas, un campamento tortuguero, dos albercas, un restaurante, y un muro de contención, entre otras.

De acuerdo con los registros, Desarrollo Marina Vallarta SA de CV está conformado por los hoteles Sea Garden, Grand Luxxe y Celebrate Park, cuyos socios son Daniel Jesús Chávez Morán y Daniel Omar Chávez.

La Secretaría de Medio Ambiente refiere que Desarrollo Marina Vallarta SA de CV ha cumplido con el pago de derechos como concesionaria y ocupante de la zona federal marítima terrestre y pone como ejemplo que en 2018 pagó 3.8 millones de pesos por el uso de playa.

Un segundo refrendo de concesión, en la misma zona, fue otorgado a Desarrollo Marina Vallarta, empresa perteneciente al Grupo Vidanta, en la playa Boca de Tomates, en Puerto Vallarta, Jalisco.

En este caso la ampliación del plazo de concesión fue sobre una superficie de 1,816 metros cuadrados de zona federal marítimo terrestre y 3 mil 224 metros cuadrados de terreno ganado al mar, en donde hay colocadas palapas, área de alberca y estructuras para cubrir juegos infantiles.

La concesión caducaba en noviembre de 2019, pero la Secretaría del Medio Ambiente aprobó una prórroga por siete años más en septiembre del 2019, unos meses antes del vencimiento

La Secretaría del Medio Ambiente otorgó una tercera ampliación de concesión a Vidanta en una superficie de más de mil metros cuadrados en Playa Diamante, en Acapulco.

La resolución para extender por 15 años más la concesión de playa y zona federal marítimo terrestre se aprobó el 30 de agosto de 2019, pero comenzará a contar a partir del 5 de marzo del 2020, según dice el documento consultado por MCCI.

Grupo Vidanta obtuvo por primera vez la concesión de la playa el 3 de febrero del 2005 para el uso de chapoteaderos, alberca, asoleadero y escaleras con acceso a la playa en Avenida de las Palmas sin número, en el desarrollo turístico Playa Diamante, en Acapulco. La concesión vencía en 2020, y se otorgó una ampliación un año antes de su caducidad.

Por el uso de ese espacio, que se ubica en una de las zonas turísticas más exclusivas del país, la empresa ha pagado un máximo de 131 mil 999 pesos al año entre 2014 y 2018. Así lo indica la resolución emitida por la subsecretaría de gestión para la protección ambiental de la Semarnat, en donde la compañía presentó como un requisito la copia de los recibos de pago que ha hecho a nombre del ayuntamiento de Acapulco en ese tiempo.

Finalmente, Desarrollo Inmobiliario Marina Vallarta –empresa de Grupo Vidanta- obtuvo una nueva concesión de 3 mil 888 metros cuadrados en Acapulco, de acuerdo con el resolutivo 116/2020, del 13 de marzo de 2020.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

 

Últimas Noticias

LEA TAMBIÉN

MENÚ

LOS TITULARES DE HOY EN MATUTINO GRÁFICO