COMPARTIR:

Tres campañas publicitarias que rompen barreras en México

La publicidad se convierte año a año en un método muy poderoso para atraer a más clientes al sector en el que se desempeñe nuestra empresa. Hoy en día es complicado ver cualquier evento, cualquier entidad o cualquier herramienta que utilicemos que no se sustente gracias al sector publicitario o que incluya alguna cuña de publicidad. La penetración de internet en nuestros hogares permite que todas nuestras aplicaciones, programas, o páginas de navegación muestren publicidad. En nuestros smartphones ocurre exactamente lo mismo, convirtiéndose en armas muy poderosas para esta industria. Los datos así lo muestran, tanto en México como en el resto del mundo.

Según datos del portal Statista, México acumula su quinto año consecutivo desde 2016 de crecida en el gasto anual en publicidad digital. En este 2020 se prevé que sea de 2.197 millones de dólares, aumentando la cifra del año pasado que fue de 1.962 millones. En 2016 la cifra alcanzaba los 1.092 millones, con lo cual en cuestión de un lustro ha ido más allá incluso de duplicarse. Eso solo puede significar que el futuro sigue estando ligado a la publicidad en territorio azteca, ya que para los siguientes años el incremento seguirá siendo significativo si se cumplen los pronósticos.

Aun así, México sigue estando por debajo de países desarrollados de la zona europea y mantiene el nivel en América Latina. En Europa occidental, el gasto ascendió a 100.000 millones de dólares en 2017 y subió hasta los 106.000 millones en 2019. Los números son de la compañía inglesa World Advertising Research Center (WARC) y revelan que la India es el país con el mayor gasto registrado, seguido de Rusia y dejando a China en tercera posición del ranking. Australia y Estados Unidos están por detrás, mientras que Brasil es el primer país de Latinoamérica que sale a relucir en esa sexta posición.

México se queda en una posición discreta, aunque algunas de sus marcas no han buscado precisamente la discreción en algunas de sus campañas para este 2020. De hecho, hay spots que han roto con los cánones establecidos en publicidad hasta la fecha, abriendo de esa manera un nuevo mundo lleno de posibilidades. Además, no van a ser de multinacionales desconocidas.

El spot anacrónico de Pemex

Más propio de tiempos pasados que de los actuales parece el spot publicitario que ha elegido la petrolera Pemex. Su campaña acude al concepto de soberanía, mediante el eslogan “Por el rescate a la soberanía, consumo gasolinas de Pemex’. Una frase muy criticada en medios de comunicación y en la opinión pública, ya que podría llegar a ser publicidad engañosa. El caso es que la empresa ha invertido 25 millones de pesos en la transmisión del proyecto y al depender directamente de la administración se ha llevado las duras críticas.

Pemex hace uso de símbolos patrióticos y acude a un tema como el de la soberanía que parecía ya olvidado en términos publicitarios. Rescata así una estrategia de comunicación que no está del todo bien vista a estas alturas, pero que ha conseguido que se hable de ella en todo México. Sobre todo, porque más de la mitad del 1.700.000 barriles de gasolina que comercializa diariamente la factoría son importados, por tanto queda un poco al descubierto ese consumir nacionalista que quiere fomentar. Lo que parece claro es que es legal, ya que también se habían arrojado rumores al respecto.

Un nombre difícil de cambiar para BBVA

Otra de las campañas curiosas la protagoniza el banco BBVA. La marca decidió desde junio de 2019 dejar de llamarse BBVA Bancomer en México para ser simplemente BBVA y así unificar la denominación que tiene en los países en los que está activo. Un cambio en el que ha invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en el último año, recurriendo a antiguas designaciones de sus anuncios cuando se repetían gritos con las siglas del banco. Sin embargo, el impacto no ha sido el deseado por la marca y los mexicanos se muestran reacios a cambiar de parecer. Muchos han sido los que han mostrado su intención de que el banco sea siempre Bancomer.

Ahora BBVA recurre a una personalidad del mundo del artisteo de México para tratar de solventar el problema, otra práctica que parecía caer en desuso pero que se reactiva gracias a la marca. El mítico grupo de rock nacional “Plastilina Mosh” ha vuelto a reunirse para modificar uno de sus temas y bautizarlo como ‘Mr. B’ para eludir al nombre del banco. Incluso han modificado la letra para que resulte pegadiza y enganche a sus fanáticos. Alejandro Rosso y Jonás González podrían conseguir lo que hasta ahora no parecía posible.

Play City

Otra estrategia que sí es más reciente y que se va a trabajar mucho este año va a ser la de la normalización de un producto de bienes y servicios del que a priori existen prejuicios que le impiden llegar a más gente. Es lo que pretende hacer la empresa de casinos Play City con su nuevo spot. La idea es borrar la imagen que muchos mexicanos siguen teniendo de las salas de juego y tratar de presentarlas como un lugar más de diversión y ocio.

De momento a la factoría no le va nada mal. La empresa no se ha lanzado todavía a los juegos en línea, pero sí que contiene varias salas físicas en el país que son a las que quiere apelar. En Ciudad de México cuenta con el reconocido Play City Antara, considerado como uno de los más importantes de México y quizá el más destacado de una flota de 18 locales repartidos por todo el país. En el corto aparecen personas de todas clases sociales caminando bajo el eslogan “Un casino es diversión para todos”.

LEA TAMBIÉN

Tres campañas publicitarias que rompen barreras en México

La publicidad se convierte año a año en un método muy poderoso para atraer a más clientes al sector en el que se desempeñe nuestra empresa. Hoy en día es complicado ver cualquier evento, cualquier entidad o cualquier herramienta que utilicemos que no se sustente gracias al sector publicitario o que incluya alguna cuña de publicidad. La penetración de internet en nuestros hogares permite que todas nuestras aplicaciones, programas, o páginas de navegación muestren publicidad. En nuestros smartphones ocurre exactamente lo mismo, convirtiéndose en armas muy poderosas para esta industria. Los datos así lo muestran, tanto en México como en el resto del mundo.

Según datos del portal Statista, México acumula su quinto año consecutivo desde 2016 de crecida en el gasto anual en publicidad digital. En este 2020 se prevé que sea de 2.197 millones de dólares, aumentando la cifra del año pasado que fue de 1.962 millones. En 2016 la cifra alcanzaba los 1.092 millones, con lo cual en cuestión de un lustro ha ido más allá incluso de duplicarse. Eso solo puede significar que el futuro sigue estando ligado a la publicidad en territorio azteca, ya que para los siguientes años el incremento seguirá siendo significativo si se cumplen los pronósticos.

Aun así, México sigue estando por debajo de países desarrollados de la zona europea y mantiene el nivel en América Latina. En Europa occidental, el gasto ascendió a 100.000 millones de dólares en 2017 y subió hasta los 106.000 millones en 2019. Los números son de la compañía inglesa World Advertising Research Center (WARC) y revelan que la India es el país con el mayor gasto registrado, seguido de Rusia y dejando a China en tercera posición del ranking. Australia y Estados Unidos están por detrás, mientras que Brasil es el primer país de Latinoamérica que sale a relucir en esa sexta posición.

México se queda en una posición discreta, aunque algunas de sus marcas no han buscado precisamente la discreción en algunas de sus campañas para este 2020. De hecho, hay spots que han roto con los cánones establecidos en publicidad hasta la fecha, abriendo de esa manera un nuevo mundo lleno de posibilidades. Además, no van a ser de multinacionales desconocidas.

El spot anacrónico de Pemex

Más propio de tiempos pasados que de los actuales parece el spot publicitario que ha elegido la petrolera Pemex. Su campaña acude al concepto de soberanía, mediante el eslogan “Por el rescate a la soberanía, consumo gasolinas de Pemex’. Una frase muy criticada en medios de comunicación y en la opinión pública, ya que podría llegar a ser publicidad engañosa. El caso es que la empresa ha invertido 25 millones de pesos en la transmisión del proyecto y al depender directamente de la administración se ha llevado las duras críticas.

Pemex hace uso de símbolos patrióticos y acude a un tema como el de la soberanía que parecía ya olvidado en términos publicitarios. Rescata así una estrategia de comunicación que no está del todo bien vista a estas alturas, pero que ha conseguido que se hable de ella en todo México. Sobre todo, porque más de la mitad del 1.700.000 barriles de gasolina que comercializa diariamente la factoría son importados, por tanto queda un poco al descubierto ese consumir nacionalista que quiere fomentar. Lo que parece claro es que es legal, ya que también se habían arrojado rumores al respecto.

Un nombre difícil de cambiar para BBVA

Otra de las campañas curiosas la protagoniza el banco BBVA. La marca decidió desde junio de 2019 dejar de llamarse BBVA Bancomer en México para ser simplemente BBVA y así unificar la denominación que tiene en los países en los que está activo. Un cambio en el que ha invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en el último año, recurriendo a antiguas designaciones de sus anuncios cuando se repetían gritos con las siglas del banco. Sin embargo, el impacto no ha sido el deseado por la marca y los mexicanos se muestran reacios a cambiar de parecer. Muchos han sido los que han mostrado su intención de que el banco sea siempre Bancomer.

Ahora BBVA recurre a una personalidad del mundo del artisteo de México para tratar de solventar el problema, otra práctica que parecía caer en desuso pero que se reactiva gracias a la marca. El mítico grupo de rock nacional “Plastilina Mosh” ha vuelto a reunirse para modificar uno de sus temas y bautizarlo como ‘Mr. B’ para eludir al nombre del banco. Incluso han modificado la letra para que resulte pegadiza y enganche a sus fanáticos. Alejandro Rosso y Jonás González podrían conseguir lo que hasta ahora no parecía posible.

Play City

Otra estrategia que sí es más reciente y que se va a trabajar mucho este año va a ser la de la normalización de un producto de bienes y servicios del que a priori existen prejuicios que le impiden llegar a más gente. Es lo que pretende hacer la empresa de casinos Play City con su nuevo spot. La idea es borrar la imagen que muchos mexicanos siguen teniendo de las salas de juego y tratar de presentarlas como un lugar más de diversión y ocio.

De momento a la factoría no le va nada mal. La empresa no se ha lanzado todavía a los juegos en línea, pero sí que contiene varias salas físicas en el país que son a las que quiere apelar. En Ciudad de México cuenta con el reconocido Play City Antara, considerado como uno de los más importantes de México y quizá el más destacado de una flota de 18 locales repartidos por todo el país. En el corto aparecen personas de todas clases sociales caminando bajo el eslogan “Un casino es diversión para todos”.

Últimas Noticias

LEA TAMBIÉN

MENÚ

NUESTRAS PORTADAS CON LOS TITULARES